Qué es la asertividad

Qué es la asertividad

¿Qué es la Asertividad?

Amor AsertividadLa asertividad es una palabra que hemos oído o nos hemos encontrado en sobre todo asociada a habilidades sociales, pero en ocasiones no nos queda claro a que nos referimos exactamente con este concepto.

Hoy quería compartir mi propia definición de qué es Asertividad. “Una respuesta asertiva trata de defender los propios derechos (no dejarse pisar) y al mismo tiempo respeta a los demás y propone soluciones. “

Por lo tanto puede que alguno este desilusionado, pues la asertividad no trata de “ganar” ni de vencer” en una discusión, más bien trata de abrir un canal de comunicación y de escucha. Desde aquí  podemos decir que es una habilidad que está vinculada de manera directa a la autoestima, si aprendemos a ser asertivos nos estaremos respetando y permitiendo a los demás que conozcan una opción para que se comporten de una manera más respetuosa con nosotros. ¿Eso quiere decir que la asertividad resolverá todos mis problemas? !NO! La asertividad no es “la panacea”, no te va a resolver cualquier problema o va a desaparecer por arte de magia, pero sí que te va a ayudar a resolver los conflictos y va a evitar la sensación de culpa que puede aparecer cuando la respuesta ante una situación conflictiva es pasiva (no digo nada, no defiendo mis derechos) o agresiva (respondo y entro en una escalada, subiendo a un nivel de tensión altísimo, o teniendo respuestas desmesuradas)

punto-de-vistaEn este sentido admitimos que la asertividad requiere también una parte de humildad, aceptar que nadie está en posesión de la verdad absoluta, sino que cada uno de nosotros conoce la realidad desde su punto de vista, experiencias, opiniones, creencias.., y que desde ahí con sus interpretaciones de lo que está ocurriendo actúa de la mejor manera posible. Entender el punto de vista del otro es importante (OJO!!! Entender NO quiere decir justificar) pues cuando tratamos de hablar con otra persona de algo que nos ha mostrado y nos parece que “es obvio y se debería dar cuenta”. Lo que estamos exigiendo es que la otra persona vea la realidad desde mi mapa, con mis creencias, interpretaciones y experiencias de lo que es ese suceso. Ya que es la conducta lo que me ha dolido molestado o enfadado, es en la conducta en lo que me debo centrar y no en la persona. Es una conducta concreta, y cuando más concreta sea, más sencillo será que pueda proponer soluciones para resolver el conflicto.

La parte en la que propongo una solución es fundamental para enfocarnos no sólo en el problema, sino en cómo se puede solucionar, y no entrar en un bucle sobre lo mal que se ha hecho algo y entrar en justificaciones y excusas.

Para saber defender nuestros derechos asertivos tenemos que conocerlos, os dejamos aquí algunos de los que hemos recogido.

Son unos derechos, que todos poseemos, pero que muchas veces olvidamos.  Cuando los leas, puede que pienses  “si, claro, eso ya lo sabía “, sin embargo puedes reflexionar  un momento. ¿Te acuerdas de ellos en algunos momentos concretos?

P Jakubowski dice: “Si sacrificamos nuestros derechos con frecuencia, estamos enseñando a los demás a aprovecharse de nosotros”.

DERECHOS ASERTIVOS

  1. El derecho a ser tratado con respeto y dignidad
  2. El derecho a tener y expresar los propios sentimientos y opiniones
  3. El derecho a ser escuchado y tomado en serio
  4. El derecho a juzgar mis necesidades, establecer mis prioridades y tomar mis propias decisiones
  5. El derecho a decir “NO” sin sentir culpa
  6. El derecho a pedir lo que quiero, dándome cuenta de que también mi interlocutor tiene derecho a decir “no”.
  7. El derecho a cambiar
  8. El derecho a cometer errores
  9. El derecho a pedir información y ser informado
  10. El derecho a obtener aquello por lo que pagué
  11. El derecho a decidir no ser asertivo
  12. El derecho a ser independiente
  13. El derecho a decidir qué hacer con mis propiedades, cuerpo, tiempo, etc. mientras no se violen los derechos de otras personas
  14. El derecho a tener éxitodisfrutar
  15. El derecho a gozar y disfrutar
  16. El derecho a mi descanso, aislamiento, siendo asertivo
  17. El derecho a superarme, aun superando a los demás

Cualquier habilidad que queramos aprender y comenzar en nuestra vida, no nos sirve con conocerla sino que tenemos que practicarla y practicarla, para que a través de la repetición la incorporemos a nuestra conducta y nos salga de manera natural y espontánea, así que tendremos que ser realistas, puede que al principio nos salgan situaciones un poco forzadas, pero poco a poco iras incorporándola a tu bagaje de comportamientos.

Obviamente la asertividad no la voy a usar con todo el mundo ni en todas las ocasiones me apetecerá usarla, pero es útil conocerla y aprender a manejar la para poder resolver conflictos y aumentar mi autoestima.

Compártelo!

Deja tu comentario.

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies